ISBN 9789569450686 Categorías , Etiquetas , , , ,

Diario de Koro

Autor(es): Carrasco, Gastón
Editorial: Laurel
Año: 2021
Ciudad: Santiago

Este breve diario de confinamiento está escrito por Koro (gato) y por Gastón Carrasco (poeta).
«Tiene los bigotes blancos y largos. Los míos negros y cortos. Somos los hermanos de El gran cuaderno, armamos nuestro propio lenguaje. Afuera hay una guerra. Es algo que solo funciona entre los dos, un lenguaje interespecie que no busca respuesta, que es solo expresión, o solo mensaje: estoy ahí y escribo. El surco en el plano de la página, la garra incrustada en el borde de la tecla. Un mensaje urgente, lo básico, prescindir de las vocales, solo consonantes, gstn pst n fcbk, como el sonido que hago para llamarlo, pst, pst.»
«Días pensando en cómo usar la palabra blandir en un poema. Koro me muestra la lengua de manera insistente mientras esparzo catnip en un rascador que apenas atornillé a la pared. La formulación: blandir la lengua. Lo mismo hacía yo mientras ensayaba las frases sin resultado. Mi lengua se movía envainada en la boca sin llegar a formar la herida que se esperaba de ella. Cual mosquetero, Koro me enseña a hacer esgrima con mi sombra.»

$8.900

Sin existencias

Únete a la lista de espera y recibe un mail cuando este producto este disponible.

Descripción

Este breve diario de confinamiento está escrito por Koro (gato) y por Gastón Carrasco (poeta).
«Tiene los bigotes blancos y largos. Los míos negros y cortos. Somos los hermanos de El gran cuaderno, armamos nuestro propio lenguaje. Afuera hay una guerra. Es algo que solo funciona entre los dos, un lenguaje interespecie que no busca respuesta, que es solo expresión, o solo mensaje: estoy ahí y escribo. El surco en el plano de la página, la garra incrustada en el borde de la tecla. Un mensaje urgente, lo básico, prescindir de las vocales, solo consonantes, gstn pst n fcbk, como el sonido que hago para llamarlo, pst, pst.»
«Días pensando en cómo usar la palabra blandir en un poema. Koro me muestra la lengua de manera insistente mientras esparzo catnip en un rascador que apenas atornillé a la pared. La formulación: blandir la lengua. Lo mismo hacía yo mientras ensayaba las frases sin resultado. Mi lengua se movía envainada en la boca sin llegar a formar la herida que se esperaba de ella. Cual mosquetero, Koro me enseña a hacer esgrima con mi sombra.»

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.

¡¡AHORA ALMA NEGRA ES TAMBIÉN EDITORIAL!!

Visita el sitio web de Alma Negra Editorial