ISBN 9789873760626 Categorías , Etiquetas , ,

Esta historia es la mía

Autor(es): Hocquard, Emmanuel
Editorial: Zindo & Gafuri
Año: 2015
Ciudad: Buenos Aires

[Extracto] MÉTODO ROBINSON
Cuando Crusoe aterrizó en su isla después del naufragio, no
era todavía Robinson. Será Robinson a partir del momento en
que, no habiendo encontrado ni una lapicera ni un lápiz entre
los restos, desentierra un cutter y algunos libros. De estos
hallazgos nacerá el método al que le dará su nombre.
Robinson habla solo (V. Soledad), con las palabras que
aprendió cuando todavía no era más que Crusoe, palabras
que dispone como recuerdos, es decir, como objetos de la
memoria-lenguaje. Robinson, en su isla, actúa como Crusoe
antes del naufragio pero hace que las mismas cosas resuenen
de forma diferente.
La isla es elegiable (V. esta palabra). Separado del mundo,
con los medios improvisados que le son propios, Robinson
reproducirá el mundo de Crusoe. Es un copiador (V. esta
palabra). Y todo copiador, incluso el pequeño copiador del aula
que copia la tarea de su compañero de banco, es un isleño.
Futuro, antiguo, fugitivo de Olivier Cadiot es, como Yo me
acuerdo de Perec, una elegía soberbia.

$8.400

2 disponibles

Descripción

[Extracto] MÉTODO ROBINSON
Cuando Crusoe aterrizó en su isla después del naufragio, no
era todavía Robinson. Será Robinson a partir del momento en
que, no habiendo encontrado ni una lapicera ni un lápiz entre
los restos, desentierra un cutter y algunos libros. De estos
hallazgos nacerá el método al que le dará su nombre.
Robinson habla solo (V. Soledad), con las palabras que
aprendió cuando todavía no era más que Crusoe, palabras
que dispone como recuerdos, es decir, como objetos de la
memoria-lenguaje. Robinson, en su isla, actúa como Crusoe
antes del naufragio pero hace que las mismas cosas resuenen
de forma diferente.
La isla es elegiable (V. esta palabra). Separado del mundo,
con los medios improvisados que le son propios, Robinson
reproducirá el mundo de Crusoe. Es un copiador (V. esta
palabra). Y todo copiador, incluso el pequeño copiador del aula
que copia la tarea de su compañero de banco, es un isleño.
Futuro, antiguo, fugitivo de Olivier Cadiot es, como Yo me
acuerdo de Perec, una elegía soberbia.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.