Historias, excesos y tribulaciones de la mal llamada música gay

Autor(es): López Martínez, Andrés
Editorial: Editorial Milenio
Año: 2010
Ciudad: Barcelona

El objetivo de este ensayo no es otro que el de dar a conocer, en algunos casos, y recordar, en otros, los injustos lances que han vivido y padecido algunos de los músicos del colectivo LGBT. El libro de Andrés López es un excelente trabajo de recopilación de todos los avatares musicales relativos a la homosexualidad, que contribuye tanto a la recuperación de la memoria histórica como a la relación de los más recientes fenómenos mercantiles relativos a la llamada música gay. López nos descubre la letra de algunas de las canciones que sí hablan de homosexualidad y que, por tanto, lógicamente se convirtieron en preferidas del público LGBT. También es tratado el tema de las divas, las cantantes que por su versatilidad y libertad de movimientos, según mi parecer, se convierten en preferidas del público gay masculino. Para la comunidad LGTB queda un largo camino y bienvenidas sean las canciones que identifican nuestra diferencia, que hablan de nuestros amores, que nos reúnen para divertirnos o hacernos llorar. La llamada música gay un día será simplemente música, pero para entonces habrán pasado muchos años.

176 páginas

$20.000

Agotado

Descripción

El objetivo de este ensayo no es otro que el de dar a conocer, en algunos casos, y recordar, en otros, los injustos lances que han vivido y padecido algunos de los músicos del colectivo LGBT. El libro de Andrés López es un excelente trabajo de recopilación de todos los avatares musicales relativos a la homosexualidad, que contribuye tanto a la recuperación de la memoria histórica como a la relación de los más recientes fenómenos mercantiles relativos a la llamada música gay. López nos descubre la letra de algunas de las canciones que sí hablan de homosexualidad y que, por tanto, lógicamente se convirtieron en preferidas del público LGBT. También es tratado el tema de las divas, las cantantes que por su versatilidad y libertad de movimientos, según mi parecer, se convierten en preferidas del público gay masculino. Para la comunidad LGTB queda un largo camino y bienvenidas sean las canciones que identifican nuestra diferencia, que hablan de nuestros amores, que nos reúnen para divertirnos o hacernos llorar. La llamada música gay un día será simplemente música, pero para entonces habrán pasado muchos años.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.