Los pájaros no temen volar. Poesía y mística

Autor(es): Arola, Raimon
Editorial: José J. de Olañeta
Año: 2020
Ciudad: Barcelona

En sus poemas, R. Aróla se pregunta por qué el ser humano teme ser lo que realmente es. El ejemplo de los pájaros que da título al poemario es muy claro: un pájaro no teme volar porque es algo que pertenece a su propia naturaleza, del mismo modo que lo propio de los seres humanos debería ser el conocimiento espiritual, que cada vez aparece más lejano y amenazador.

Los poemas de Aróla son una invitación a la trascendencia y a la búsqueda del universo espiritual, que es lo propio del hombre.

“Al poeta, no le pedimos que nos deslumbre con juegos de palabras… lo único que le pedimos es que sea veraz, es decir, que en los pliegues de sus versos palpite la verdad. Y eso mismo le pedimos también al místico, que es quien ha penetrado en el misterio, al contrario del filósofo, que solo ha dado vueltas a su alrededor. Muchas veces, las dos figuras coinciden: el poeta es un místico y el místico es un poeta. Sea como fuere, ni el poeta ni el místico tienen derecho a mentir. Los pájaros que evoca Raimon Arola en estas páginas no temen volar. El propio autor tampoco tiene miedo, y vuela como lo hacen los sabios: con la mirada iluminada, el corazón encendido y los pies en el suelo.”

Prólogo de Halil Bárcena

Traducción de Teresa Martín y Lluïsa Vert

125 páginas

$13.800

Agotado

Descripción

En sus poemas, R. Aróla se pregunta por qué el ser humano teme ser lo que realmente es. El ejemplo de los pájaros que da título al poemario es muy claro: un pájaro no teme volar porque es algo que pertenece a su propia naturaleza, del mismo modo que lo propio de los seres humanos debería ser el conocimiento espiritual, que cada vez aparece más lejano y amenazador.

Los poemas de Aróla son una invitación a la trascendencia y a la búsqueda del universo espiritual, que es lo propio del hombre.

“Al poeta, no le pedimos que nos deslumbre con juegos de palabras… lo único que le pedimos es que sea veraz, es decir, que en los pliegues de sus versos palpite la verdad. Y eso mismo le pedimos también al místico, que es quien ha penetrado en el misterio, al contrario del filósofo, que solo ha dado vueltas a su alrededor. Muchas veces, las dos figuras coinciden: el poeta es un místico y el místico es un poeta. Sea como fuere, ni el poeta ni el místico tienen derecho a mentir. Los pájaros que evoca Raimon Arola en estas páginas no temen volar. El propio autor tampoco tiene miedo, y vuela como lo hacen los sabios: con la mirada iluminada, el corazón encendido y los pies en el suelo.”

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.