Modos de pensamiento

Autor(es): Whitehead, Alfred
Editorial: Cactus
Año: 2022
Ciudad: Buenos Aires

He aquí un recorrido por las nociones claves de uno de los intentos más radicales y audaces por romper con los modos de pensamiento heredados durante 3000 años de historia de la civilización occidental. La tarea es titánica; el diagnóstico, preciso: desde el siglo XIX, las ciencias acumulan hipótesis y teorías que indican una enorme mutación en la epistemología, la metafísica y la cosmología que tuvieron sus pilares en el pensamiento platónico y aristotélico por un lado, y en la tríada Newton, Hume, Kant por el otro. Pero la ciencia avanza a ciegas respecto de sus propias premisas filosóficas y enmarañada en la fragmentación de las especialidades.

La misión de la filosofía, aventura afín a la poesía, es construir la autoevidencia de ese nuevo modo latente de entender el universo. Ante la noción de una materia inerte que soporta cualidades, la del espacio geométrico vacío y la mecánica newtoniana, instalar como modelo metafísico la actividad vital y, con ella, la importancia, la perspectiva y el valor como nociones fundacionales. Frente a las formas atemporales y estáticas, y la representación de un tiempo abstracto desprovisto de duración, la noción de un proceso creativo permanente que contiene el pasado y el futuro. Frente a la excepcionalidad de la especie humana, la continuidad entre las “sociedades” de entes, inorgánicos, vegetales, animales. Para sustituir la consciencia abstracta separada del cuerpo y del mundo, que percibe meros datos sensoriales, reinsertar los grados de mentalidad como factores en el proceso de la naturaleza.

La obra de Alfred Whitehead, que reconoce una enorme deuda para con Henri Bergson y William James, fue valorada por los filósofos del devenir y el acontecimiento, como Gilles Deleuze, participa de los debates actuales de la filosofía de la ciencia, vía Isabelle Stengers y Bruno Latour, e influye en los estudios ecológicos y etológicos contemporáneos.

Traducción Sebastián Puente

192 páginas

$17.400

5 disponibles

Descripción

He aquí un recorrido por las nociones claves de uno de los intentos más radicales y audaces por romper con los modos de pensamiento heredados durante 3000 años de historia de la civilización occidental. La tarea es titánica; el diagnóstico, preciso: desde el siglo XIX, las ciencias acumulan hipótesis y teorías que indican una enorme mutación en la epistemología, la metafísica y la cosmología que tuvieron sus pilares en el pensamiento platónico y aristotélico por un lado, y en la tríada Newton, Hume, Kant por el otro. Pero la ciencia avanza a ciegas respecto de sus propias premisas filosóficas y enmarañada en la fragmentación de las especialidades.

La misión de la filosofía, aventura afín a la poesía, es construir la autoevidencia de ese nuevo modo latente de entender el universo. Ante la noción de una materia inerte que soporta cualidades, la del espacio geométrico vacío y la mecánica newtoniana, instalar como modelo metafísico la actividad vital y, con ella, la importancia, la perspectiva y el valor como nociones fundacionales. Frente a las formas atemporales y estáticas, y la representación de un tiempo abstracto desprovisto de duración, la noción de un proceso creativo permanente que contiene el pasado y el futuro. Frente a la excepcionalidad de la especie humana, la continuidad entre las “sociedades” de entes, inorgánicos, vegetales, animales. Para sustituir la consciencia abstracta separada del cuerpo y del mundo, que percibe meros datos sensoriales, reinsertar los grados de mentalidad como factores en el proceso de la naturaleza.

La obra de Alfred Whitehead, que reconoce una enorme deuda para con Henri Bergson y William James, fue valorada por los filósofos del devenir y el acontecimiento, como Gilles Deleuze, participa de los debates actuales de la filosofía de la ciencia, vía Isabelle Stengers y Bruno Latour, e influye en los estudios ecológicos y etológicos contemporáneos.

Alfred N. Whitehead (1861-1947) se doctoró y enseñó matemática en el Trinity College (Cambridge), donde desarrolló también sus estudios sobre lógica. En esta época escribe junto a su exalumno Bertrand Russell los tres volúmenes de Principia Mathematica (1910-13). Su trabajo posterior en matemática aplicada y física lo irá llevando al campo de la filosofía de la ciencia y progresivamente hacia la metafísica. A este período corresponde El concepto de naturaleza (1920). A partir de 1924 dicta clases en Harvard, donde se dedica directamente a la filosofía y escribe Proceso y realidad (1929).

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.

alma-negra-footer

ALMA NEGRA LIBRERÍA 2021®

NUEVA DE LYON 63, PROVIDENCIA

Atendemos de lunes a viernes de 11 a 19 hrs. y sábados de 12 a 16 hrs.

Desarrollado por Diversivo