Representar El Capital: una lectura del tomo I

Autor(es): Jameson, Fredric
Editorial: Fondo de Cultura Económica
Año: 2013
Ciudad: Buenos Aires

Las crisis financieras y las catástrofes propias de este tiempo provocaron un nuevo interés en las laboriosas explicaciones contenidas en las obras de Karl Marx. En efecto, Marx sigue siendo tan inagotable como el capital mismo, y cada adaptación o mutación de este último confiere nuevos sentidos a los textos y pensamientos del primero.En Representar El capital Fredric Jameson hace una lectura de la obra cumbre de Marx acercando una lupa a su argumento y sus etapas: una serie de paradojas y problemas interrelacionados que, una vez que parecen haberse resuelto, dan lugar a nuevos e inesperados problemas de mayor alcance.Las sucesivas resoluciones de los enigmas eslabonados erigen la arquitectura de un constructo o sistema que es el del capital mismo. El proceso de transformación de un dilema o contradicción en un nuevo punto de partida captura el secreto que subyace al poder del capitalismo: una máquina que siempre se rompe y se repara a sí misma superando sus colapsos mediante mutaciones y expansiones a escalas cada vez mayores, mecanismo del cual la globalización es su ejemplo más reciente.Jameson busca demostrar que El capital no es un libro de política o acerca del trabajo, sino un libro sobre el desempleo, el síntoma de la crisis sistémica actual del capitalismo. En tal sentido, sostiene: ‘El análisis marxiano de la globalización, al cual nos autoriza la propia dinámica de El capital delineada aquí, permite una oportuna recodificación de esas situaciones múltiples de miseria y ociosidad forzosa, de poblaciones que irremediablemente caen presas de incursiones militares y agencias caritativas por igual, de la nuda vida en todos los sentidos metafísicos en los que puede interpretarse la temporalidad puramente biológica de las existencias carentes de actividad y de producción. Pensar todo esto en relación con una suerte de desempleo global en lugar de adjudicarlo a tal o cual pathos trágico equivale, creo, a volver a comprometerse con la invención de una nueva política transformadora a escala global’.

$14.900

1 disponibles

Descripción

Las crisis financieras y las catástrofes propias de este tiempo provocaron un nuevo interés en las laboriosas explicaciones contenidas en las obras de Karl Marx. En efecto, Marx sigue siendo tan inagotable como el capital mismo, y cada adaptación o mutación de este último confiere nuevos sentidos a los textos y pensamientos del primero.En Representar El capital Fredric Jameson hace una lectura de la obra cumbre de Marx acercando una lupa a su argumento y sus etapas: una serie de paradojas y problemas interrelacionados que, una vez que parecen haberse resuelto, dan lugar a nuevos e inesperados problemas de mayor alcance.Las sucesivas resoluciones de los enigmas eslabonados erigen la arquitectura de un constructo o sistema que es el del capital mismo. El proceso de transformación de un dilema o contradicción en un nuevo punto de partida captura el secreto que subyace al poder del capitalismo: una máquina que siempre se rompe y se repara a sí misma superando sus colapsos mediante mutaciones y expansiones a escalas cada vez mayores, mecanismo del cual la globalización es su ejemplo más reciente.Jameson busca demostrar que El capital no es un libro de política o acerca del trabajo, sino un libro sobre el desempleo, el síntoma de la crisis sistémica actual del capitalismo. En tal sentido, sostiene: ‘El análisis marxiano de la globalización, al cual nos autoriza la propia dinámica de El capital delineada aquí, permite una oportuna recodificación de esas situaciones múltiples de miseria y ociosidad forzosa, de poblaciones que irremediablemente caen presas de incursiones militares y agencias caritativas por igual, de la nuda vida en todos los sentidos metafísicos en los que puede interpretarse la temporalidad puramente biológica de las existencias carentes de actividad y de producción. Pensar todo esto en relación con una suerte de desempleo global en lugar de adjudicarlo a tal o cual pathos trágico equivale, creo, a volver a comprometerse con la invención de una nueva política transformadora a escala global’.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.

¡¡AHORA ALMA NEGRA ES TAMBIÉN EDITORIAL!!

Visita el sitio web de Alma Negra Editorial