Segundo tratado sobre el gobierno civil

Autor(es): Locke, John
Editorial: Universidad Adolfo Ibáñez
Año: 2019
Ciudad: Santiago

John Locke (1632-1704) fue un filósofo inglés, formado originalmente en las doctrinas escolásticas, y quien luego de estudiar medicina en su juventud, abandonaría tal formación para dedicarse a la filosofía. Sus dos Tratados fueron escritos como una crítica a las teorías que intentaban fundamentar la legitimidad de las monarquías absolutistas. El Segundo Tratado, escrito en 1690, constituye uno de los cimientos teóricos fundamentales del liberalismo político y su crítica a las monarquías absolutas y a los regímenes políticos autocráticos. En esta obra, Locke plantea que el fin de la sociedad política o ‘gobierno civil’ no es otro la protección de la propiedad de cada uno de sus miembros, lo que incluye la propiedad de su propia persona, su vida, su libertad, y sus bienes, es decir, todo aquello que se encuentra amenazado en el ‘estado de naturaleza’. La legitimidad de la asociación política requiere del consentimiento libre y  voluntario de sus miembros (pacto), y se funda en el sometimiento de todos a una ley común conocida y aceptada, y a la existencia de un organismo judicial imparcial al que cualquier ciudadano pueda recurrir, con autoridad para decidir las disputas entre ellos y castigar a los culpables. Aquellos que no cuentan con nadie a quien apelar en defensa de sus derechos, siguen viviendo en el ‘estado de naturaleza’. En esa situación se encuentran quienes viven bajo un gobierno autocrático, ya sea una monarquía absoluta u otro tipo de gobierno arbitrario en que los ciudadanos no cuenten con un tercero imparcial al que puedan recurrir para hacer cumplirla ley común en defensa de sus derechos y su propiedad frente a las acciones y decisiones de cualquier otro de sus conciudadanos y, especialmente, de quien gobierna. Allí donde acaba la ley empieza la tiranía. En esta obra Locke también formula su teoría de la propiedad, la que parte de la base de que cada individuo tiene en forma exclusiva la propiedad de su propia persona y de su trabajo. Para Locke, el trabajo humano es la fuente del valor de las cosas. Así, el origen de la propiedad privada se funda en el trabajo que el individuo ejerce sobre lo que en principio fue producido por la naturaleza y que hasta entonces era de propiedad común de la humanidad. Con su trabajo, el esfuerzo de su cuerpo y la obra de sus manos, el ser humano agrega algo que es propio suyo a lo que la naturaleza ha producido, apropiándoselo para sí, a condición de que se limite a aquello que pueda efectivamente utilizar con provecho, y que, además, quede una cantidad suficiente para los demás. Esta obra, escrita hace más de trecientos años atrás, aun hoy mantiene su vigencia en el debate sobre la naturaleza del orden político y los límites institucionales al poder del gobierno frente a los derechos de los individuos, constituyendo una crítica frontal a las doctrinas y regímenes totalitarios y a la arbitrariedad política.

$12.800

3 disponibles

Descripción

John Locke (1632-1704) fue un filósofo inglés, formado originalmente en las doctrinas escolásticas, y quien luego de estudiar medicina en su juventud, abandonaría tal formación para dedicarse a la filosofía. Sus dos Tratados fueron escritos como una crítica a las teorías que intentaban fundamentar la legitimidad de las monarquías absolutistas. El Segundo Tratado, escrito en 1690, constituye uno de los cimientos teóricos fundamentales del liberalismo político y su crítica a las monarquías absolutas y a los regímenes políticos autocráticos. En esta obra, Locke plantea que el fin de la sociedad política o ‘gobierno civil’ no es otro la protección de la propiedad de cada uno de sus miembros, lo que incluye la propiedad de su propia persona, su vida, su libertad, y sus bienes, es decir, todo aquello que se encuentra amenazado en el ‘estado de naturaleza’. La legitimidad de la asociación política requiere del consentimiento libre y  voluntario de sus miembros (pacto), y se funda en el sometimiento de todos a una ley común conocida y aceptada, y a la existencia de un organismo judicial imparcial al que cualquier ciudadano pueda recurrir, con autoridad para decidir las disputas entre ellos y castigar a los culpables. Aquellos que no cuentan con nadie a quien apelar en defensa de sus derechos, siguen viviendo en el ‘estado de naturaleza’. En esa situación se encuentran quienes viven bajo un gobierno autocrático, ya sea una monarquía absoluta u otro tipo de gobierno arbitrario en que los ciudadanos no cuenten con un tercero imparcial al que puedan recurrir para hacer cumplirla ley común en defensa de sus derechos y su propiedad frente a las acciones y decisiones de cualquier otro de sus conciudadanos y, especialmente, de quien gobierna. Allí donde acaba la ley empieza la tiranía. En esta obra Locke también formula su teoría de la propiedad, la que parte de la base de que cada individuo tiene en forma exclusiva la propiedad de su propia persona y de su trabajo. Para Locke, el trabajo humano es la fuente del valor de las cosas. Así, el origen de la propiedad privada se funda en el trabajo que el individuo ejerce sobre lo que en principio fue producido por la naturaleza y que hasta entonces era de propiedad común de la humanidad. Con su trabajo, el esfuerzo de su cuerpo y la obra de sus manos, el ser humano agrega algo que es propio suyo a lo que la naturaleza ha producido, apropiándoselo para sí, a condición de que se limite a aquello que pueda efectivamente utilizar con provecho, y que, además, quede una cantidad suficiente para los demás. Esta obra, escrita hace más de trecientos años atrás, aun hoy mantiene su vigencia en el debate sobre la naturaleza del orden político y los límites institucionales al poder del gobierno frente a los derechos de los individuos, constituyendo una crítica frontal a las doctrinas y regímenes totalitarios y a la arbitrariedad política.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.

¡¡AHORA ALMA NEGRA ES TAMBIÉN EDITORIAL!!

Visita el sitio web de Alma Negra Editorial